La importancia del agua explicada a los niños

Los buenos reflejos se aprenden temprano en la vida, ya sea para comer bien, lavarse bien los dientes, cruzar bien una calleLo mismo puede decirse de los gestos ecológicos, que merecen ser enseñados desde una edad temprana. Para que estos gestos se conviertan en un hábito, puede enseñárselos a sus hijos de forma lúdica. En este artículo veremos cómo hacer que los niños entiendan la importancia del agua.

 

Edad

Para todos

Participantes
Individual
Propuesta por la Team Mapiwee
13

Entre los gestos ecológicos sencillos que su hijo puede llevar a cabo a diario, está la conservación del agua para no desperdiciarla.

¿Por qué el agua es tan importante?

Hemos aprendido de memoria que nuestro hermoso planeta azul está cubierto de agua en un 75%. Por lo tanto, analizando esta cifra, tal vez se pregunten por qué es importante ahorrar agua. De hecho, cuando se habla de la importancia del agua, se habla de la agua dulce, un recurso escaso que representa sólo el 2,5% de todas las aguas del planeta.

El 97,5% restante de agua es de agua salada, un recurso que no beneficia realmente a los seres humanos. Además, gran parte de ese 2,5% de agua dulce es de difícil acceso, ya que suele estar subterránea o bloqueada en los castillos polares. Al final, sólo disponemos de una pequeña parte del agua dulce, el 1,2% del agua potable.

El agua es la base de todo y, en particular, de la alimentación. Sin agua, la vegetación y los animales, incluidos los seres humanos, no pueden vivir. El calentamiento global hace que el agua sea aún más importante como recurso, ya que no está distribuida de manera homogénea en los distintos continentes. Su desaparición en algunos lugares causará muertes, éxodos, guerrasSi toda la humanidad aprende a no desperdiciar este valioso recurso, se evitarán muchas desgracias.

La importancia del agua: ¿Cómo se la enseñamos a los niños?

El agua potable es, por lo tanto, un recurso vital, pero muy escaso. Por lo tanto, en casa es esencial ahorrar agua, ya sea reduciendo el consumo en el baño, en la jardinería o en la cocina. Aquí hay siete pequeños trucos para aprender a reducir el consumo de agua.

  • Tomar duchas más rápidas

Un estudio de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) revela que el baño y la ducha son las actividades cotidianas que más agua consumen (35%), seguidas por el inodoro (30%) y la lavandería. Según los especialistas en medio ambiente, es el baño el que más agua consume en casa, por lo que recomiendan la opción de la ducha.

Una vez que se acostumbren a la ducha, sus hijos también tendrán que reducir el tiempo que pasan bajo el agua caliente. Para ello, pídales que se desafían a mismos a romper su mejor tiempo en la ducha. De hecho, incluso 15 minutos de ducha reducidos a 5 minutos pueden ahorrar hasta 200 litros de agua. Para recompensarlos, prometa a sus hijos que quien pase menos tiempo bajo el agua caliente podrá elegir el cuento antes de dormir.

Por supuesto, enséñales a cerrar la llave cuando se enjabonan.

  • Utilizar menos agua para regar las plantas

Para enseñarle a controlar el consumo de agua, puede pedirle a su hijo que riegue las plantas del jardín con una pequeña regadera. La jardinería es una actividad esencial para aprender a ser paciente y es un buen ejemplo de la importancia del agua.

  • Optimizar el uso de agua para la cocina y la alimentación

Cuando hierva demasiada agua, explique a sus hijos que el resto puede usarse para lavar los platos a mano (utilizando agua del grifo sólo para enjuagar) o para beber o, si todavía está muy caliente, para limpiar un lavabo, una bañera o una ducha e incluso un retrete.

  • Utilizar menos agua en los baños

El desagüe consume hasta el 30% del agua necesaria para un hogar. Los inodoros ya cuentan con un sistema de descarga de caudal reducido, que es ahora la norma. Sin embargo, todavía hay que enseñar a los hijos a utilizar menos agua para eliminar los residuos líquidos y más agua para eliminar los residuos sólidos.

A continuación, puede explicarle a sus hijos cómo funciona el dispositivo: utilizar el pequeño botón de desagüe para evacuar los orines, y usar el botón grande sólo para los residuos sólidos.

  • Recuperar el agua de la lluvia

Esta es una gran actividad para mantener a sus hijos ocupados un fin de semana. Para ello, instalen juntos un barril para recuperar el agua de lluvia. Si no lo encuentras en la ferretería de tu barrio, no dudes en pedirlo de forma gratuita en tu municipio. Para prolongar la diversión, también puedes encontrar en Internet diferentes proyectos de bricolaje que ocuparán a tus hijos.

  • Dejar de utilizar botellas de agua

Algunas ciudades francesas han decidido prohibir esas botellas de plástico que contaminan el planeta. Participe en la iniciativa dando a sus hijos botellas reutilizables para reducir los residuos plásticos. El agua es preferible al jugo de fruta para los aperitivos: el agua es, por mucho, la mejor opción para calmar la sed sin ingerir azúcares innecesarios.

No dude en dar el ejemplo

Como padre, usted es el primer modelo de sus hijos. Por lo tanto, tienes que mostrar constantemente el ejemplo correcto:

  • cierra la llave cuando no utilizas el agua
  • ahorra agua mientras lavas el auto
  • utiliza el lava platos solamente cuando sea necesario
  • usa la lavadora siempre que sea necesario

Recordemos que los niños aprenden mejor con el ejemplo que con las palabras. Como el concepto de volumen o ahorro es difícil de entender para los pequeños, utilice el hecho de que la recuperación de agua es un juego de trucos y reutilización.

Incluso un pequeño gesto para ahorrar agua puede enseñar a sus hijos a proteger el medio ambiente.

 

Dejar mi opinión sobre esta actividad

Lo probaron

Deja un comentario

No hay comentarios todavía.

¡Esta función está reservada para miembros de la comunidad Mapiwee!

Crear una cuenta

Conectarme